Zaha Hadid

Zaha Hadid

Zaha Hadid. Arquitecta, diseñadora y urbanista.

Zaha Hadid ( 1950, Bagdad, Irak – 2016, Miami, Estados Unidos) fue una arquitecta anglo-iraquí, que pasó la mayor parte de su vida en Londres, donde está su Estudio de arquitectura.

Sus proyectos y trabajos se pueden englobar en la corriente denominada desconstructivista y recibió premios tan importantes como el Mies van der Rohe (2003); Premio Pritzker (2004), siendo la primera mujer que consiguió este galardón, y el Praemium Imperiale (2009).

Nació en una familia iraquí, árabe-sunni, de clase alta. Su padre Muhammad Hadid fue un industrial acaudalado de Mosul, que fundó el grupo al-Ahali en 1932, situado en la izquierda liberal.

Posteriormente, fue vicepresidente del Partido Nacional Democrático entre 1946 y 1960 y ocupó el puesto de Ministro de Finanzas en el gobierno del general Abd al-Karim Qasim (después del golpe de Estado de 1958).

La madre de Zaha Hadid, Wajiha al-Sabunji, también provenía de una familia adinerada de Mosul.

Zaha fue educada en Bagdad, en una escuela regentada por monjas católicas francesas, y continuó parte de su educación secundaria en Suiza y Gran Bretaña.

Más adelante regresaría a Oriente Medio para estudiar Matemáticas en la Universidad Americana de Beirut, entre 1968 y 1971.

Después de obtener su título regresó a Londres en 1972 para estudiar en la Asociación Arquitectónica de Londres donde obtuvo su diploma en 1977. En AA fue alumna de arquitectos de tanto renombre como Rem KoolhaasElia Zenghelis.

Ese año (1977) se unió como socia a sus antiguos profesores (Rem Koolhaas y Elia Zenghelis) en la Oficina de Arquitectura Metropolitana  (OMA) de Rotterdam, para en 1979, establecer su propia práctica en Londres con el Estudio Zaha Hadid Architects.

Hasta 1987 dio clases en la Architectural Association de Londres (AA) pero todavía no había construido nada, aunque era internacionalmente famosa por sus dibujos neoconstructivistas, que eran muy valorados por su aportación artística.

Frustrada, pensaba que solo se dedicaría a la práctica representativa y teórica de su profesión cuando Rolf Fehlbaum, el dueño de la empresa alemana de mobiliario Vitra, le dio la oportunidad de levantar su primer edificio en 1994 con la Estación de bomberos de su fábrica.

Una década después, obtenía el Premio Pritzker (2004), y con él comenzaba una de las carreras más fructíferas de su profesión.

Con su primer edificio construido iniciaba la triple carrera de obstáculos de tratar de construir un ideario: de hacerlo siendo mujer y de intentar levantar edificios emblemáticos siendo musulmana e inmigrante. No fue fácil.

Hadid llegó a ganar concursos como la Ópera de Cardiff (Gales) que finalmente no sería construida por ella, y que terminarían encargándole a Norman Foster.

Supo resistir, y se convirtió en una excelente diseñadora capaz de aplicar su talento a joyas, muebles, zapatos, bolsos, barcos, o la ropa con la que se vestía.

Entre sus obras más emblemáticas están el Centro de Arte Contemporáneo Rosenthal en Cincinnati ( 2003); el Museo Nacional de Arte del Siglo XXI (MAXXI) en Roma, Italia, (2009); el Guangzhou Opera House, China (2010).

El Centro Acuático de Londres, construido para los Juegos Olímpicos de 2012, y el Centro cultural la Heydar Aliyevfue, Baku, Azerbaiyán (2013), entre otros.

El MAXXI: Museo Nacional de las Artes del Siglo XXI y el Centro Acuático de Londres para los Juegos Olímpicos de 2012 son excelentes demostraciones de la búsqueda de Hadid de un espacio complejo y fluido.

Cuando en 2003 inauguró su Centro de Arte en Cincinnati (Ohio) –su primer proyecto norteamericano- el mundo arquitectónico observó con lupa cómo había sido la transformación de los planos -de la rompedora arquitecta- del papel a las tres dimensiones de la realidad.

Salió airosa del juicio pero entendió que la exigencia con ella era mayor y decidió arriesgar más. “Tratando de romper los límites de la arquitectura” consiguió convertir los edificios en paisaje y repensar los límites físicos de las construcciones.

En 2010, concluyó una de sus obras más conmovedoras, el Evelyn Grace Academy (Brixton), un lugar donde alumnos con un futuro poco prometedor estudian en uno de los mejores edificios de la capital británica.

Los proyectos de 2012 incluían: Estaciones de trenes de alta velocidad en Nápoles y Durango; el plan maestro y la “Torre Fiera” di Milano, así como los principales proyectos de planificación maestra en Pekín, Bilbao, Estambul y Singapur.

En el Medio Oriente, la cartera de Hadid había proyectos culturales, corporativos, académicos y de infraestructura en Jordania, Marruecos, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita, además de instituciones nacionales como la nueva sede del Banco Central de Irak.

Su estudio no hacía más que crecer, y a punto de trasladarse a las oficinas del antiguo Design Museum -junto al Támesis- manejaba proyectos en todos los continentes del mundo.

Tres cuestiones aparecían en su discurso de manera recurrente. Por un lado el selecto club : “Nunca seré como ellos. No navego, soy musulmana y soy mujer”.

Hablaba de la falta de apoyo de sus colegas arquitectos ante injusticias como la de la Ópera de Cardiff, y sólo Richard Rogers la apoyó e inició una protesta pública.

La segunda cuestión era el Guggenheim de Bilbao, pues estaba muy agradecida a la audacia del edificio de Frank Gehry. “El Guggenheim abrió la puerta, tenía que abrirla un hombre, a mí no me hubieran dejado. Por eso estoy agradecida, gracias a ese proyecto he podido construir”.

El tercer asunto de su ideario : “era fundamental siempre y en todo momento romper los límites, físicos y formales, de la arquitectura“. Ella está claro que lo consiguió.

En su proceso de diseño estableció colaboraciones importantes con algunas de las marcas de moda más emblemáticas y celebres como Chanel; Louis VuittonDonna Karan y Pharrell Williams para Adidas.

Muchas de las colaboraciones se han producido en ediciones limitadas y numeradas, y muchas están en colecciones privadas y públicas.

También ha establecido relaciones duraderas con marcas de diseño internacional como Alessi; Artemide; B & B; Established & Sons; Lalique y Sawaya & Moroni, articulando un nuevo lenguaje de diseño.

En el diseño de mobiliario de edición limitada ha colaborado con galerías tan prestigiosas como David Gill Gallery, con quien comenzó su colaboración con “Dune Formations” (2007), un paisaje interior de muebles con usos no específicos para la Bienal de Venecia.

Esta colaboración llevó más tarde a la creación de la primera colección “Liquid Glacial” en 2012.

Su proceso de creación pasa por la experimentación con tecnologías punteras y conduce a menudo a formas dinámicas, inesperadas e innovadoras.

Para Hadid “hay mucha fluidez entre arte, diseño, arquitectura y moda….. en términos de forma, todos nuestros proyectos de arquitectura, joyería, moda y mobiliario me interesan igualmente“.

Para la arquitecta, colaborar con otras marcas o artistas era un proceso continuo de diseño e investigación…. “es un proceso de doble vía“.

Diseño y arquitectura deberían ser un matrimonio, no se debería sacrificar el uno por el otro……siempre es muy emocionante colaborar con artistas que comparten con uno su visión y sus ideas“.

Zaha Hadid falleció el 31 de marzo de 2016 a la edad de 65 años a causa de un ataque cardíaco en un hospital de Miami, donde estaba siendo tratada por una bronquitis.

En la actualidad Zaha Hadid Architects, con Patrik Schumacher (1961) -el socio principal al frente de la firma- sigue siendo un líder mundial en investigación pionera con tecnologías de vanguardia.

Las colaboraciones con corporaciones que lideran sus industrias han mejorado la diversidad y el conocimiento de la práctica, mientras que la implementación de tecnologías de vanguardia ha ayudado a la realización de estructuras arquitectónicas complejas que producen nuevos conceptos espaciales, y formas audaces y visionarias.

El trabajo de Zaha Hadid de los últimos 30 años fue objeto de exposiciones aclamadas por la crítica en el Solomon R. Guggenheim Museum de Nueva York en 2006; el Design Museum de Londres en 2007; el Palazzo della Ragione, Padua, Italia en 2009, y el Museo de Arte de Filadelfia en 2011.

La destacada contribución de Hadid a la profesión arquitectónica ha sido reconocida por las instituciones más respetadas del mundo. Así, en el año 2009, recibió el prestigioso Praemium Imperiale de la Asociación de Arte de Japón.

En 2010 recibió el premio Stirling, uno de los galardones más importantes de la arquitectura. Y en 2011, el premio del Royal Institute of British Architects.

Otros premios importantes incluyen el nombramiento por la UNESCO como Artista para la Paz; la República de Francia le concedió la Orden de las Artes y las Letras en reconocimiento a sus servicios a la arquitectura, y en el 2010 la revista TIME la incluyó en su lista de las 100 personas más influyentes en el mundo.

Zaha Hadid (pág. web).

Fuente (cultura.elpais.com).

Designer Zaha Hadid

Zaha Hadid y la mesa “Mesa” para Vitra, presentada en Design Miami / Basel (2007).

Compartir: