Sori Yanagi

Sori Yanagi

Sori Yanagi. Diseñador industrial y de productos.

Sori Yanagi (1915 – 2011, Tokio, Japón) fue un diseñador japonés hijo de Muneyoshi Yanagi -filósofo de formación- quien fundó el movimiento Mingei, que celebraba la artesanía popular japonesa y la belleza de los objetos cotidianos.

Además Muneyoshi Yanagi ayudó a fundar el Nihon Mingeikan, el Museo de Artesanías Populares de Japón (Tokio).

Curiosamente, en 1977, Sori Yanagi, que siempre apoyó el arte tradicional japonés a lo largo de toda su vida, se convirtió en director de éste mismo museo.

Sori Yanagi estudió pintura al óleo en la Escuela de Arte de Tokio en 1934, pero influido por el arquitecto francés Le Corbusier dirigió su carrera profesional al diseño de mobiliario y utensilios para el hogar, siempre con la impronta estética de la simplicidad, la sencillez y la sensibilidad japonesa.

Entre 1940 y 1942 trabajó en el Estudio de la diseñadora francesa Charlotte Perriand, cuando ésta estuvo trabajando en Japón.

En 1952 funda el Yanagi Industrial Design Institute, desde donde producirá numerosos y extraordinarios muebles y objetos cotidianos.

Sori Yanagi ha estado durante décadas a la vanguardia del diseño contemporáneo gracias a los utensilios para cocina (teteras, tazas de café…) y el hogar.

Yanagi fue aclamado mundialmente por su “Butterfly” stool, exhibido en 1957 en la XI Trienal de Milán, y cuyas curvas recuerdan a las alas abiertas de una mariposa, la entrada a un santuario sintoísta, o incluso un casco antiguo de samurai.

A partir de ese momento se convirtió en uno de los gigantes del diseño industrial mundial gracias a que sus diseños, de formas orgánicas, aunaban el diseño industrial occidental con la tradición artesanal y ancestral de Japón.

Así, Sori Yanagi se convirtió en uno de los diseñadores japoneses más significativos después de la Segunda Guerra Mundial (un período de alto crecimiento en la economía japonesa) y allanó el camino en la escena internacional a otros jóvenes diseñadores japoneses.

Otro diseño típico de Sori Yanagi fue la banqueta de plástico apilable denominada con humor “excremento de elefante“, debido a su parecido a las patas de ese animal.

Además de muebles, diseñó -siempre fusionando sencillez y sentido práctico con elementos de la artesanía japonesa- lámparas, objetos de vidrio, cuberterías, juguetes para niños, la antorcha olímpica, estaciones de metro, coches, motocicletas y puentes.

Cuando diseñaba un nuevo producto, hacía diferentes propuestas y prototipos hechos a mano, repetidos una y otra vez, buscando nuevas posibilidades que conformaran formas nuevas a partir de ideas “viejas” tradicionales.

Muchos de los trabajos de Sori Yanagi se han incluido en las colecciones permanentes de museos como el Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York, y el Museo del Louvre de París.

Todos sus productos ilustran su pensamiento : “La verdadera belleza no se hace, sino que nace de forma natural“.

Vitra (pág. web).

Designer Sori Yanagi.

Sori Yanagi y “Butterfly” stool (1954) para Vitra, que combina las formas orientales con la técnica del conformado de madera contrachapada.

Compartir: