Peter Ghyczy

Peter Ghyczy

Peter Ghyczy. Diseñador industrial e investigador de nuevos materiales.

Peter Ghyczy (1940, Budapest, Hungría), hijo de una familia aristocrática de Buda -un barrio de Budapest- es un diseñador alemán de origen húngaro que actualmente vive en los Países Bajos.

En 1945, después de la invasión del ejército comunista de la Unión Soviética, en la que murió su padre, fue enviado a una propiedad familiar en las llanuras Puszta, una especie de desierto herboso de la gran llanura húngara habitada por pastores de ganado vacuno y caballar.

En 1947 la Cruz Roja Internacional lo envió a Bégica durante un año, donde aprendió francés, y después de que la familia fuera expropiada de sus propiedades regresó con su madre a Budapest, donde terminó la escuela primaria. A partir de 1954 asistió a la Escuela Secundaria Benedictina en Pannonhalma.

En 1956, después de que fuera aplastado el levantamiento húngaro contra el régimen comunista, huyó con su madre y su hermano -pasando por Viena- a la ciudad alemana de Bonn.

En 1960 obtuvo su “Abitur” (nivel A) y aunque inicialmente se interesó por las clases de escultura en la Academia de Arte de Düsseldorf, pronto decidió estudiar arquitectura en la Universidad Técnica de Aquisgrán, especializada en Ingeniería de la construcción y en la que se graduó en 1967.

A partir de 1961 fue ayudante del profesor Rudolf Steinbach, un renombrado arquitecto alemán, y posteriormente trabajó en el Instituto de Investigación Plástica.

Entre medias realizó trabajos en París y participó en un proyecto de la Unesco en colaboración con Alemania para salvar el antiguo Templo de Kalabsha, en Egipto (también conocido como “Templo de Mandulis“) de la crecida del lago Nasser a raíz de la construcción de la Presa de Asuán. El proceso de trasladar el templo llevó más de dos años.

De 1968 a 1972 vivió en Lemförde, en el sur de Baja Sajonia, y en 1969 se convirtió en ciudadano alemán. Hoy vive en Beesel, un municipio y una ciudad en la provincia de Limburgo, en el sureste de los Países Bajos.

Peter Ghyczy fue inmigrante y su talento y valía, como el de otros diseñadores del siglo XX en su misma situación (Henry van de Velde; Marcel Breuer; Hans Gugelot o Peter Maly) supuso un gran impacto beneficioso y enriquecedor para la tierra que le acogió.

En 1968 ocupó una posición de liderazgo en la empresa Elastogran GmbH (Lemförde, sur de Baja Sajonia), donde fue responsable del desarrollo de productos hechos de poliuretano, gracias también a Gottfried Reuter, ex químico de Bayer (Leverkusen), que era un experto en el campo de la producción de éste material y propietario de la empresa.

Entre 1968 y 1972 Peter Ghyczy desarrolló muchos diseños innovadores, que lo sitúan como uno de los diseñadores más productivos de esos años.

En 1970 fue el responsable de la creación del Departamento de Diseño en Lemförde (con el fin de desarrollar productos de poliuretano), construido según sus ideas y convirtiéndose en uno de los primeros estudios de diseño alemanes con una estrecha cooperación entre el diseño de producto y el desarrollo técnico, lo que era una novedad en la industria del plástico hasta entonces.

Éste estudio de diseño dio a luz a muchos componentes modulares nuevos, pero sobre todo dio lugar a varios tipos de muebles (sillas, sofás, mesas, estantes y frentes de puertas de plástico para oficinas y cocinas). Su objetivo era crear “muebles independientes y únicos“.

Uno de sus primeros diseños allí fue la silla “Huevo de jardín” de 1967/8, cuyo diseño incorpora características típicas de la época : el aspecto que se espera de la era espacial con forma de OVNI, plástico de colores brillantes, y un diseño informal de asiento bajo y fácilmente transportable.

Con la tecnología para desarrollar productos de poliuretano se concedieron licencias a empresas de renombre, entre otras a Drabert Office Furniture; Vitra (en la época se llamaba Fehlbaum GmbH), y a Beylarian en los Estados Unidos.

El Centro de Diseño en Lemförde se cerró en 1972 y más tarde fue demolido. Gottfried Reuter vendió su compañía a la empresa BASF y, más o menos en secreto, también vendió su tecnología de poliuretano a la Alemania comunista (RDA)

Detrás de la historia de la producción en masa de la silla “Egg” en realidad se encuentra una historia fascinante que refleja las relaciones entre el este y el oeste durante la Guerra Fría.

Así la empresa en Lemförde produjo sólo un par de sillas mientras probaba el nuevo material de poliuretano. Sin embargo, la compañía decidió producir en masa la silla en Alemania del Este porque la producción allí era mucho más barata, pero no se reconoció oficialmente el intercambio de información industrial entre la Alemania Occidental capitalista y la Alemania Oriental socialista.

La licencia para producir la silla fue vendida a VEB Synthesewerk Schwarzheide cerca de la ciudad de Senftenberg, que da a la silla su otro nombre : silla “Huevo de Senftenberg“.

Oficialmente, un tercio de su producción era para el mercado de Alemania Occidental y el resto para Alemania Oriental y para la exportación. Sin embargo, para los habitantes de la Alemania Oriental la silla era prácticamente prohibitiva debido a su elevado precio en relación con el salario medio.

La producción de la silla se paró después de sólo 2 ó 3 años porque el lacado del plástico era un problema. Sin embargo, a finales de los años 90 la silla se convirtió falsamente en un diseño emblemático de la producto alemana oriental, debido a su popularidad en las ferias y exposiciones, llegando a ser un artículo de coleccionista muy deseado. Peter Ghyczy ahora produce su propia re-edición.

En el otoño de 2008, el Victoria & Albert de Londres adquirió la silla “Garden Egg” para la exposición “Cold War Modern : Arte y Diseño en un Mundo Dividido, 1945-75“, que fue “la primera exposición para explorar los avances internacionales en el arte moderno, el diseño, la arquitectura y el cine en el contexto de la Guerra Fría

En 1972 Peter Ghyczy fundó Ghyczy + Co Design en Viersen y presentó su primera colección de muebles de lujo para un consumidor exclusivo.

El principio de la década de los años 70 eran tiempos convulsos pues en 1973 surgía la primera crisis del petróleo, el crecimiento económico estaba estancado y la producción en masa se había puesto de moda.

Ghyczy quería ser un ejemplo, e influido por el informe de 1972 “Los límites del crecimiento” del Club de Roma para “actuar como un catalizador global para el cambio a través de la identificación y análisis de los problemas cruciales que enfrenta la humanidad… “, quería diseñar, fabricar y distribuir muebles con un diseño innovador/contemporáneo, de valor duradero y utilizando técnicas de producción de vanguardia.

Así surgió la primera colección de la marca GHYCZY, que fue exhibida en Colonia, con los modelos de mesa “T09” y “T14“.

Éstas mesas, que utilizaban una técnica sin marco desarrollada por él, fueron un éxito inmediato y fue la técnica que utilizó como base para toda una línea de productos, por ejemplo : el estante -patentado y también sin marco- “R03“.

Para esta colección se basó en las técnicas de fundición que ya conocía y cuya tecnología transfirió del plástico al metal.

Peter Ghyczy patentó muchos de sus desarrollos, y fue el primer diseñador en establecer una técnica de sujeción entre vidrio y metal que pronto sería una de las ideas más plagiadas en los muebles de gama alta.

Peter Ghyczy también diseñó numerosas lámparas, por ejemplo la serie “MegaWatt“, y la lámpara de mesa “MW 17“.

Para el diseñador sus diseños “toman su orientación de su propósito; están basados en soluciones técnicas que aplico de una manera nueva… la tecnología desempeña el papel para determinar su forma, es decir, es la fuerza de la razón la que impregna el diseño …

Peter Ghyczy (pág. web).

Designer Peter Ghyczy.

Peter Ghyczy y su “Garden Egg” chair (1967/68).

Compartir: