Mario Ruíz

Mario Ruíz

Mario Ruíz. Diseñador industrial y de producto.

Mario Ruíz (1965, Alicante, España) se graduó en Diseño Industrial en la prestigiosa Escuela Universitaria Elisava de Barcelona, una de las canteras más prolíficas en diseño de nuestro país.

Estudió bachillerato en Alicante y sin saber nada de diseño, en plena etapa de búsqueda de vocación, se apuntó en un ciclo de conferencias en las que participaban Philippe StarckDieter Rams; André Ricard… “Aquello me cambió la vida“, reconoce.

Antes de trabajar por mi cuenta trabajé como diseñador en otros estudios y dando clase de proyectos en la escuela Elisava. Ya entonces, tenía claro que quería trabajar por mi cuenta y, en cuanto pudo ser, puse en marcha mi estudio“.

Hay dos formas de ser diseñador: trabajar para otros apoyando una determinada filosofía, o aventurarte a crear el camino a solas. Yo opté por la segunda“.

En 1995 comenzó su carrera profesional independiente abriendo su propio estudio en Barcelona: el estudio Costa Design, dedicado al diseño y desarrollo de producto industrial y tecnología.

En 2004, pone en marcha Mario Ruiz Design para el desarrollo de proyectos de mobiliario, iluminación, oficina y gráfica aplicada. Ambos estudios se fusionaron en 2008.

Para Mario Ruiz “…un buen diseñador debe ser paciente, saber escuchar y ser muy observador”.

Su trabajo multidisciplinar abarca numerosos ámbitos del diseño de producto y campos tan diversos como el mobiliario, la tecnología, la iluminación, el mobiliario de oficina y la gráfica aplicada.

Es un entusiasta del trabajo bien hecho, mimando al detalle el producto y su desarrollo. “Siempre trabajo a partir de un encargo y una conversación con el cliente. La investigación de materiales y formas la llevo a cabo siempre sobre cada proyecto, dependiendo del tipo de trabajo y de las posibilidades del fabricante“.

Mario Ruíz no piensa solo en la forma, sino también en el modo correcto de utilizar los materiales para conseguir los objetivos propuestos entre cliente y diseñador.

Para mí es indispensable trabajar junto al cliente, acompañarle a encontrar lo que necesita. Ese es el sentido de lo que hago. La libertad en el trabajo para mí es el respeto, si me siento respaldado y muy bien comunicado con mi cliente, seguro que entre los dos logramos un proyecto interesante“.

Ruíz busca la solución adecuada desde la funcionalidad. Para él la estética del producto viene después. “En mi forma de entenderlo, la función es indispensable, por eso, cuando el objeto traspasa la frontera hacia el mundo del arte, deja de ser diseño; aunque me parezca interesantísimo, pero es otra cosa“.

Cualquier objeto en el que trabajo nace de la misión de ser útil. Siempre parto de ahí, de que funcione. Para eso me contratan. Como no hay una única solución para que funcione, normalmente resolver los detalles es lo que te lleva a que surja un lenguaje, una estética que envuelve con coherencia los detalles funcionales. Para mí, el diseño lo que hace es acompañar al objeto para que haga bien su trabajo: ser útil“.

Su paleta de colores es sobria, donde predominan los grises, negros y los tonos tierras, sin dejar de lado en ocasiones la utilización de un color fuera de su gama cromática habitual para que haya un alto contraste.

En todo lo que hace su “sello” característico es la elegancia, con líneas limpias, claras y con un extremado cuidado en los detalles. “Hay una manera de hacer las cosas que es inequívoca y eso le da una personalidad a tu trabajo. Eso es lo que va tejiendo un guión invisible en todos tus trabajos a lo largo del tiempo“.

Mario Ruíz consigue transmitir la idea de confort y un estilo atemporal y perdurable. “Creo que los objetos que se vuelven imprescindibles sin hacer demasiado ruido, los diseños honestos, tranquilos, tienen muchas posibilidades de convertirse en perdurables“.

La inspiración está en lo que está al alcance de los ojos, en la calle, en los viajes, en los objetos que nos rodean. Creo que ser diseñador se trata de vivir con los sentidos bien alerta a todo. Soy disléxico. Los disléxicos necesitamos ver muchas veces una palabra para aprender a escribirla, un no disléxico muchas menos. Sin embargo, nosotros las leemos mal pero somos capaces de darle un significado diferente cada vez sin saber que lo estamos leyendo incorrectamente. Creo que eso me hace ver a veces las cosas distorsionadas, y esa forma de ver la realidad alimenta mi trabajo“.

Mario Ruíz ha conseguido con todo ello una proyección internacional y una gran capacidad para crear una marca consolidada fuera de España con la que se ha ganado la confianza de más de 120 empresas líderes en el mundo.

Siemens; Steelcase; Teknion Studio; Offecct; Lapalma; Thomson; Arflex; Haworth; Grundig; Palau; Gandia Blasco; Expormim; HBF; Metalarte; Joquer; B.lux … están entre los muchos clientes con los que Mario Ruiz ha trabajado ampliamente .

Su premisa fundamental en diseño es “Ser honesto. Serlo con el proyecto, con el cliente y conmigo mismo“.

Para algunas de las empresas para las que ha trabajado y trabaja, no solo emprende proyectos directamente relacionados con sus productos en diferentes campos (muebles domésticos y de oficina, iluminación, diseño textil, diseño de productos) sino que también actúa como director creativo definiendo su producto.

Desde 1992 hasta 2002, Mario Ruiz fue Profesor de Proyectos Industriales en las Escuelas de Diseño Eina y Elisava en Barcelona, y ha dado numerosas conferencias en diferentes partes del mundo como Tokio, Singapur, Nueva York, Dubai, Londres y Chicago.

Sirvió, desde 1999 hasta 2001, en la junta de ADI-FAD (Asociación para el Diseño Industrial) de Barcelona.

En 2004, Actar publicó una monografía sobre su trabajo: “Mario Ruiz / Costa Design“.

Desde que empezó su práctica, la necesidad de ser internacional es probablemente uno de los aspectos más importantes que ha cambiado en el mundo del diseño.

El desarrollar tu trabajo con la mirada abierta al mundo es uno de los grandes cambios. Cuando empecé, todo era mucho más local. También mi evolución ha ido en ese sentido. He pasado de trabajar 100% solo con empresas españolas a hacerlo en todo el mundo“.

El trabajo de Mario Ruiz se ha exhibido en exposiciones por toda Europa y Japón y su labor ha sido reconocida con más de 40 galardones internacionales, entre ellos, varios premios IF, Red Dot, Design Plus, Wallpaper Awards 08 y Neocon Awards 2008.

En 2015, se le concedió el Premio Red Dot Design Award (Essen) por el programa “Stockhom” para Punt Mobles.

En 2016 recibió el prestigioso Premio Nacional de Diseño en la categoría de “Profesionales“, otorgado por el Rey de España, Felipe VI y el Ministerio de Economía.

En una entrevista en octubre de 2016 a Pablo Delgado, Mario Ruiz declaró que:

Los premios nunca son un objetivo pero cuando llegan son una muy buena noticia, reconocen el esfuerzo; es un mensaje que te dice que no está mal lo que estás haciendo. El Premio Nacional de Diseño me parece muy importante porque valora el trabajo hecho en el tiempo y desconozco la repercusión que tendrá sobre mi carrera, pero anímicamente es un gran estímulo para seguir trabajando“.

En 2017, recibió el Premio “MetropolisLikes NeoCon” de la revista Metropolis (Chicago) por la serie “Bevy” para StudioTK.

Mario Ruíz (pág. web).

Fuente: (Blogs ABC).

Designer Mario Ruíz

Mario Ruíz y lámparas “Tiga” (2011) para Noon.

Compartir: