Kram-Weisshaar

Kram-Weisshaar

Kram-Weisshaar. Estudio de diseño de vanguardia digital y multidisciplinar.

El trabajo del Estudio de diseño Kram-Weisshaar, fundado en 2002 por el diseñador alemán Clemens Weisshaar y el diseñador estadounidense Reed Kram, re-definen el diseño de vanguardia.

Clemens Weisshaar (1977, Munich, Alemania) después de un aprendizaje como trabajador del metal, estudió diseño de producto en la Escuela de Arte y Diseño Central Saint Martins y el Royal College of Art, ambas escuelas en Londres.

Después de tres años como asistente de Konstantin Grcic fundó su propia oficina de diseño en el año 2000, que trabajaba en proyectos que van desde consultoría estratégica sobre arquitectura de exhibición hasta diseño de producto.

Por ejemplo, consultaba a la firma de investigación Office for Metropolitan Architecture (OMA) de Rem Koolhaas en temas relacionados con el diseño industrial.

Clemens Weisshaar trabaja y vive en Munich y Estocolmo.

En 2002, Clemens Weisshaar y Reed Kram (1971, Columbus, Ohio, EE.UU.) fundaron la oficina Kram-Weisshaar como una plataforma para integrar los esfuerzos multidisciplinares.

Reed Kram, que también vive y trabaja en Munich y Estocolmo.

Estudió en la Duke University (una universidad privada de investigación ubicada en Durham, Carolina del Norte, EE.UU.) y estudió diseño en el innovador MIT Media Lab, donde co-fundó el Grupo de Estética y Computación del Laboratorio de Medios liderado por John Maeda.

También asistió a la Escuela de Postgrado de Harvard, y en 1998 ganó la Beca Fulbright de Arte y Diseño para los Países Bajos.

Desde su primer trabajo ha explorado la integración de intermedios activos y entornos en comisiones que abarcan el rendimiento de los medios, juegos electrónicos, gráficos en movimiento, instalaciones de vídeo y diseño.

El trabajo de Weisshaar-Kram se centra en la intersección entre el diseño y la tecnología, entre lo digital y lo físico, siempre comprometido con el “diseño de re-diseño” (Arch + magazine).

Al estudio Kram-Weisshaar se los conoce como “la vanguardia de la próxima generación de diseñadores digitales” (revista FORM) y sus proyectos abarcan desde el desarrollo de software hasta el diseño de procesos, desde el diseño del producto hasta la arquitectura.

Algunas de las comisiones de Kram-Weishaar incluyen el concepto, diseño y ejecución de instalaciones y dispositivos de medios para por ejemplo la tienda de PRADA en Beverly Hills, California.

Una instalación interactiva para el Center Georges Pompidou en París; herramientas de visualización de datos para el grupo BMW y PWC (PriceWaterhouseCoopers).

Un plan maestro y arquitectura de exposición para “The Design Annual” en Frankfurt (Alemania); interfaces de conmutación para The Merten Company y mobiliario para Moroso y Classicon.

 

El trabajo del dúo Kram-Weisshaar.

En el trabajo del dúo de diseñadores destaca, entre otros intereses, cómo investigan democratizar el acceso a la maquinaria industrial costosa.

¿Cómo diseñamos herramientas que nos ayudan a tener un contacto mucho más estrecho con la maquinaria?” dice Weisshaar.

Así “Outrace“, era una instalación -dentro del London Design Festival de 2010- que comprendía seis brazos robóticos industriales que los visitantes podían programar para escribir mensajes ligeros en el aire.

Queríamos entregar el control de estas máquinas masivas al público. Podrían enviar un mensaje a los robots por SMS o correo electrónico y los robots dibujarían su mensaje. Después, 36 cámaras alrededor del pedestal grababan esas letras y al reproducir esas imágenes se revelaba el mensaje“.

El proceso “Multithread” (2012), adaptaba su articulación para formas asimétricas agregando soporte donde era necesario, girando la articulación y/o aumentando su masa.

Originalmente creado como una instalación para la Galería Nilufar de Milán, “Multithread” formó parte de la exposición “Adhocracy” en la Istanbul Design Biennial 2012.

El curador de la exposición Joseph Grima declaró a la revista Dezeen que las nuevas tecnologías están causando una “revolución cultural” que podría transformar cómo se ven y cómo se hacen los objetos (la fabricación).

El diseño de cada pieza de muebles “Multithread” comienza con un conjunto de superficies horizontales ubicadas en el espacio: mesa, estante, escritorio, etc., y se define una red de barras de conexión finas para soportar estas superficies.

Luego, un software personalizado creado por los diseñadores Kram-Weisshaar analiza, modifica y pinta la estructura en función de las fuerzas que pasan por ella. La forma y el color final de cada articulación es una representación directa de la energía que admite.

El software genera un conjunto completo de planos digitales para los tubos y uniones de conexión que posteriormente se imprimen en 3D con la última tecnología de impresión de metal: Selective Laser Melting (SLM).

Estos se entregan luego a un equipo de 21 maestros artesanos que unen las partes y aplican colores al marco de acuerdo con los cálculos de elementos finitos generados por computadora. Cada articulación está personalizada para ilustrar las fuerzas que actúan dentro de ella.

Robochop” (2015), permitió a cualquier persona con un teléfono inteligente, ordenador o tableta tener acceso a un brazo robótico industrial para esculpir un bloque de espuma con un cortador de alambre y utilizando una interfaz 3D.

Con Robochop fue la primera vez que dijimos: hagamos objetos, hagamos que la gente realmente diseñe cosas“, dice Weisshaar.

Y agrega: “Alguien de la industria verá esto como una demostración tecnológica perfecta de lo que es la Industria 4.0. Usted tiene una orden del usuario, entrega una especificación a través de Internet a una planta industrial y finalmente la envía al cliente“.

Sin embargo, Weisshaar dice que el proyecto también destaca los peligros potenciales de conectar robots industriales a internet.

En la Vienna Design Week del 2016, Weisshaar exploró el concepto de Industria 4.0, un término acuñado en 2014 por líderes de la industria alemana para describir la producción industrial de redes.

Industry 4.0 es en realidad una invención alemana“, explica Weisshaar.

Describe lo que sucede cuando se conectan las máquinas a las cadenas de suministro y todo lo demás. Es la industria del futuro: máquinas conectadas entre sí que interactúan con personas y otras máquinas. La versión civil se llama Internet de las cosas. La versión industrial es Industria 4.0 “.

 

Robochop y Table smart Milan Design Week 2016.

Robochop” (2015) y Table “SmartSlab” en Milan Design Week (2016).

 

Así por ejemplo, la mesa de comedor “SmartSlab“, de Kram-Weisshaar (presentada en la Milan Design Week 2016) tiene tecnología oculta para cocinar y refrescar bebidas.

Weisshaar dice que gran parte de su trabajo, que realiza junto con su colega diseñador Reed Kram, explora las posibilidades de estos avances en la producción industrial.

Kram-Weisshaar comentaron que si bien en los últimos años las actitudes hacia la comida habían cambiado radicalmente, no había sido así en el diseño de las cocinas.

Están las cocinas hechas de unidades modulares, que condujeron al desarrollo de la cocina equipada, y “… están las cocinas elegantes que son monolíticas y son sólo demostraciones de poder adquisitivo“.

En los años 70 y 80 hubo un par de intentos, como Joe Colombo convirtiendo la cocina en un carro móvil que se puede llevar a cualquier parte, pero en las últimas dos décadas no se ha intentado repensar la cocina“.

Las mesas “SmartSlab” se han desarrollado para probar el concepto de: en lugar de ser un producto arquitectónico, que sea un producto de mobiliario, de ahí que presente una tapa de cerámica súper delgada hecha de SapienStone.

Una mesa delgada como una navaja con circuitos ocultos para que pueda preparar la cena y mantener los platos calientes y bebidas frías mientras se cena. “… Pensamos que podría ser mucho más una hoja en lugar de un volumen, y la mesa lo demuestra“.

Los proyectos del Kram-Weisshaar incluyen “Picó Blitz“, un sistema de sonido (un altavoz móvil) que reemplaza el recubrimiento de tela habitual por una superficie reflectante y flexible hecha de una lámina fina de papel de aluminio que distorsionan los reflejos de los bailarines al ritmo de la música.

A medida que la música se reproduce, ritmos colosales e imágenes vibrantes se combinan para crear una experiencia interactiva embriagadora“, declaró el dúo Kram-Weisshaar.

La instalación se creó para Plusdesign Gallery en Milán, como parte de su exposición del “Proyecto Picós” de sistemas de sonido colombianos.

La exposición se inauguró el 13 de febrero de 2016 coincidiendo con Festivale Musicale Sonido Classics, un evento de 12 horas de duración que celebra la cultura de la calle.

Este sistema de sonido cubierto utiliza vibraciones de audio para distorsionar las reflexiones de los oyentes.

Kram-Weisshaar trabaja también con la empresa EWO, una empresa de iluminación con sede en el Tirol italiano, para desarrollar sistemas inteligentes de alumbrado público que puedan detectar autos y peatones, y así ajustar el encendido de luz cuando se necesite.

Añadimos un poco de inteligencia a este sistema. Básicamente es una pequeño ordenador que es capaz de entender lo que sucede debajo del poste sobre el que está montada la lámpara. Si no hay nadie debajo, no se necesita una farola“.

El trabajo de Kram-Weisshaar forma parte de las colecciones permanentes de Die Neue Sammlung (Munich); el Vitra Design Museum en Weil am Rhein y el Centro Georges Pompidou de París.

Kram-Weisshaar (pág. web).

Fuente: (Dezeen).

Studio Kram-Weisshaar

Kram-Weisshaar y pieza de la colección “Multithread” (2012), muebles impresos en 3D y diseñados utilizando una aplicación de software.

Compartir: