Konstantin Grcic

Konstantin Grcic

Konstantin Grcic. Diseñador industrial.

Konstantin Grcic (1965, Munich) es diseñador de mobiliario alemán.

De niño le gustaba construir objetos y después de la escuela secundaria, comenzó a trabajar para un restaurador de muebles antiguos “porque quería aprender cómo se hacen las cosas de manera correcta“, recuerda.

Esto derivó en estudios de ebanistería en la Escuela John Makepeace (Dorset, Inglaterra), donde descubrió algo que le gustaba incluso más que la construcción : el diseño.

Después ingresó en el Royal College of Art de Londres, donde encontró su verdadera pasión: el diseño de muebles.

Desde la creación de su propia Oficina Konstantin Grcic Diseño Industrial (KGID) en Munich en 1991, ha desarrollado y se ha especializado en varios campos que van desde el mobiliario y otros productos industriales, iluminación para algunas de las empresas líderes en el campo del diseño, hasta el diseño de exposiciones y trabajos relacionados con la arquitectura.

En este tiempo, desde que salió de la Royal College of Art hasta hoy, Konstantin Grcic ha cosechado incluso el reconocimiento de maestros como Achille Castiglioni, el diseñador italiano fallecido en 2002, que veía en él a su heredero espiritual y admiraba tanto su meticulosa investigación de la historia del diseño y la arquitectura, como su pasión por la tecnología y los materiales.

Su trabajo es conocido por todo el proceso de pensamiento lógico que Grcic desarrolla poniendo especialmente el interés en la integridad de los materiales y el respeto por los métodos de producción.

Konstantin Grcic combina el rigor y la severidad formal con una considerable agudeza intelectual y cierto sentido del humor. Grcic es a menudo definido como minimalista, pero el propio diseñador prefiere hablar de simplicidad.

Pero la realidad es que Grcic se ha ido forjando con cada proyecto. De la depuración y la esencia de los objetos ha ido emprendiendo el camino hacia la complejidad formal y técnica de un diseño personal y propio.

En verdad, Grcic es de los pocos diseñadores que no se identifican con un solo estilo, el mismo reconoce que tuvo que adherirse a la New Simplicity (la sencillez, la economía de recursos y de materiales, y la pureza de líneas) por una falta evidente de recursos en esos años.

Mis primeros proyectos eran sencillos, no sólo porque sentía un sincero entusiasmo por la sencillez y su belleza, sino también por razones prácticas… estaba trabajando para empresas jóvenes, y disponía de pocas herramientas”.

Con el tiempo, y con el fin de mejorar los productos, los esfuerzos de Grcic han ido dirigidos hacia conocer mejor los procesos industriales de producción, gracias a la relación directa con los fabricantes y a buscar un mayor riesgo y complejidad.

El mismo Konstantin Grcic reconoce cómo su trabajo depende de los encargos que le mandan y de los vínculos que establece con los directivos o responsables. “Es uno de los aspectos más estimulantes de mi trabajo. Cuando funciona es un diálogo fértil en el que se persigue un objetivo común, una pasión. Esto no significa estar siempre de acuerdo.… Los conflictos y los desacuerdos fuerzan a ambas partes a ser más precisas y claras, en una intensa discusión, para convencerse mutuamente”.

Grcic se siente muy afortunado de hacer algo que ama. “Algunas personas piensan que el diseño es sinónimo de diversión, pero eso no es cierto”, agrega. “Es un trabajo duro, importante. No solo hay que pensar en el objeto que se está diseñando, sino en todo lo que lo rodea, desde cómo se producirá hasta quién lo usará, y qué pasará con ese objeto una vez que finalice su ciclo de vida útil. Diseñar es una gran responsabilidad. Y creo que solo se puede hacer bien si realmente se disfruta“.

Entre sus reconocidos clientes se encuentran Authentics; BD Ediciones; ClassiCon; Flos; Flötotto; Laufen; Magis; Mattiazzi; Muji; Nespresso; Plank; Serafino Zani; Thomas Rosenthal; Iittala; Krups; MorosoLamy, y Vitra. Y para la Galerie kreo en París, ha creado una serie de piezas de edición limitada desde 2004.

Su asociación con Magis originó una de las sillas más interesantes e ingeniosas jamás creadas, la chair One. “Este fue un proyecto maravilloso”, dice Grcic, admitiendo que su relativa juventud e inocencia lo llevaron a recorrer caminos sin explorar.

Esta fue posiblemente la primera vez en la que un molde fundido de gran tamaño se usó para realizar una silla. Por lo general, esta tecnología se usa solamente para componentes más pequeños“, explica.

Involucró mucha mecanización pesada. Decidí dividir las superficies en secciones delgadas, como ramas que permitieran que el material fluya a través del molde para crear la forma, que es como una canasta o una cuadrícula, y es muy tridimensional“.

También fue una de las primeras veces en que se usó el modelado con computadora en 3-D, “para mí, fue un proceso muy innovador y ciertamente un punto de inflexión para nuestro Estudio“, dice Grcic.

Chair One se ha convertido en un icono de diseño, y ahora está en las colecciones permanentes de muchos museos prestigiosos junto con otras piezas de Grcic, tales como su lámpara Mayday, que recibió el prestigioso Compasso d’Oro, producida por Flos en 2001, y la silla Myto para Plank, que lo recibió en 2011.

Lejos de las veleidades escultóricas de otros diseñadores contemporáneos, Grcic se ve como un creador de objetos. “Pienso que mis proyectos tienen en común que todos son construidos, no esculpidos.… No hay un bloque preexistente del que extraigo algo, sino que hay muchas piezas; cojo una, luego otra y creo una estructura. Ésa es la verdadera línea que une mis trabajos”.

En Junio de 2005 PHAIDON Press London publicó la primera monografía íntegra del trabajo de Konstantin Grcic.

El trabajo de Konstantin Grcic forma parte de las colecciones permanentes de los museos de diseño más importantes del mundo como el MoMA de Nueva York; el Centre Georges Pompidou de París, o el Die Neue Sammlung en Munich.

Konstantin Grcic ha organizado una serie de importantes exposiciones de diseño como DESIGN-REAL para The Serpentine Gallery, Londres (2009); COMFORT para la Bienal de Diseño de St.Etienne (2010), y BLACK2 para el Istituto Svizzero de Roma (2010).

En 2012 fue responsable del diseño de la exposición del Pabellón Alemán en la XIII Bienal de Arquitectura de Venecia.

No han faltado tampoco galardones prestigiosos como el Compasso d’Oro otorgado por la Asociación de Diseñadores Italianos en 2001 (citado anteriormente); Le Nombre D’or concedido por sus homólogos franceses en 2004; el premio ADI FAD en diciembre de 2009, o el Wallpaper al mejor diseñador de muebles en 2010.

Konstantin Grcic (pág. web).

Diseñador Konstantin Grcic.

Konstantin Grcic. “Table_B” (2009) para BD. Barcelona y silla “Rival” (2014) para Artek.

Compartir: