Jean-Marie Massaud

Jean-Marie Massaud

Jean-Marie Massaud. Arquitecto y diseñador.

Jean-Marie Massaud (1966, Toulouse, Francia) fue un niño fascinado por la ciencia que soñaba con convertirse en inventor. Hoy en día es un arquitecto y diseñador francés.

Toulouse, la ciudad donde nació, es en Francia el centro de la industria de alta tecnología, pero también es una entrada al sur sensual, y puede ser este contraste el que aparece en los diseños de Jean-Marie Massaud.

Empezó un grado superior especializado en aeronáutica en una Escuela de ingeniería, pero “rápidamente vio que el diseño era una disciplina aún más interesante, en la que era posible abordar proyectos más globales, a través de aspectos que influían en nuestras vidas, como el industrial, el económico, sociológico o medioambiental”.

En 1990 se graduó de la École Nationale Supérieure de Création Industrielle – Les Ateliers de París (ENSCI).

Jean-Marie Massaud es uno de los diseñadores más interesantes y prolíficos del siglo XXI y a lo largo de su carrera ha sorprendido con asombrosos diseños de mobiliario pero también con un globo-hotel, o un estadio de fútbol diseñado para parecerse a un volcán.

Muy pronto su inventiva y entusiasmo le permitieron cruzar fronteras (comenzó su carrera en Hong Kong) y participar en varios aspectos relacionados con el diseño, desde submarinos (Yamaha Offshore) hasta envases para perfumes (Cacharel, Paloma Picasso).

Grandes empresas industriales como AxorLancômeRenault, o Toyota; fabricantes como FoscariniCassina, o Cappellini, y marcas de lujo como Armani, o Baccarat confían en su creatividad y sus ideas alternativas para grandes proyectos.

En el año 2000 co-fundó el Studio Massaud junto con Daniel Pouzet con el objetivo de crear “universos de vida”, y ampliando sus horizontes hacia la arquitectura.

Por ejemplo Jean-Marie Massaud se hizo mundialmente famoso en arquitectura por su Estadio Omnilife (2010, Guadalajara, México).

Jean-Marie Massaud centra su planteamiento contextual en la búsqueda de una ósmosis entre naturaleza y cultura y entre inteligencia y sensibilidad, donde las personas son los protagonistas y donde la búsqueda de una vida cualitativa prevalece sobre la cuantitativa.

La búsqueda de un significado es inherente a su trabajo, relacionado con una visión holística del planeta y su ecosistema.

Él está convencido que es urgente y muy necesario que el hombre se reinvente, más allá de un ejercicio formal y estrictamente hedonista. Jean Marie Massaud ve su papel como diseñador de una forma comprometida y decididamente política.

Massaud se opone al diseño “decadente” que centra toda su energía en el estilo. “Siempre trato de hacer productos que reúnan los conceptos de competencia, calidad y atemporalidad. Esa es mi esencia”.

Su estilo siempre se supedita al objetivo de hacer más con menos, aunque siempre manteniendo sus señas de identidad.

Diseñar siempre trata sobre “síntesis creativas, de gestionar todas las oportunidades existentes. Creo que un diseñador tiene que ser un antropólogo, sociólogo, filósofo, ingeniero, artista… todo al mismo tiempo. El diseño debe tener una mirada amplia de las cosas y esa es la razón del por qué Steve Jobs es mi diseñador favorito“.

Las creaciones de Jean-Marie Massaud se pueden encontrar en las colecciones de muchos de los grandes museos de arte y diseño de todo el mundo (el Museo Stedelijk de Ámsterdam; el Museo de Arquitectura y Diseño de Chicago; la colección permanente del Museo Nacional de Arte Moderno y el Museo de Artes Decorativas de París; del Museo de Arte Contemporáneo de Zurich….).

Ha recibido numerosos premios como “Diseñador del Año” (2007 y 2009); Premio “Wallpaper Design” (2014); Premio “Innovación Interior” (2015), y mucho más.

También Massaud ha tenido exposiciones individuales en Tokio : “Human Nature” (Time & Style Existence Gallery, 2005), y en París : “Massaud” (VIA Gallery, 2007), entre otras.

Jean-Marie Massaud (pág. web).

Designer Jean-Marie Massaud.

Jean-Marie Massaud con silla de la colección “SeaX” para Dedon y sillón “AD HOC” (2007) para Viccarbe.

Compartir: