Hermanos Campana

Hermanos Campana

Hermanos Campana. Diseñadores.

Los hermanos Campana, Humberto Campana (1953, Rio Claro, São Paulo, Brasil) y Fernando Campana (1961, Brotas, São Paulo, Brasil) son un tándem de diseñadores brasileños que comenzaron a emerger en la década de los 80 y que en la actualidad son los diseñadores latinoamericanos más reconocidos del mundo. Hoy por hoy ya ocupan un lugar en los grandes museos internacionales como el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA), en el Museo de Diseño Vitra ( Weil am Rhein, Alemania) y en el Centro Georges Pompidou (París).

En 1972 Humberto entró a estudiar derecho en la Universidad de São Paulo pero ya a finales de los años 70 decidió dedicarse a convertir materiales reciclados y económicos en objetos decorativos. En 1998 trabajó como instructor de Diseño Industrial en la Fundación Armando Alvares Penteado (FAAP) de São Paulo y en 1999 hasta el 2000 en el MUBE (Museo Brasilero de Escultura) de la misma ciudad.

Por su parte, Fernando en 1979 entró a estudiar arquitectura en la Escuela de Bellas Artes de São Paulo y se encontraba finalizando la carrera cuando se sumó al proyecto de su hermano poco tiempo después. En 1983 trabajó como asistente y monitor en XVII Biennal de Arte Internacional de São Paulo. Desde 1998 hasta el 2000, trabajó como instructor de Diseño Industrial en la FAAP de São Paulo y en 1999 hasta el 2000 en el MUBE, al igual que su hermano.

En 1989 fue la primera exposición de los hermanos Campana llamada “Desconfortáveis”, principalmente de sillas, realizada en el Museo de Arte de São Paulo que además los consagró como diseñadores. Su primer salto internacional se produjo luego de que la revista Domus dedicara un artículo a sus creaciones, hecho que acaparó las miradas de importantes firmas europeas.

Han sido galardonados con múltiples premios entre los que se destaca el George Nelson Design Award, el del primer lugar en la Feria Internacional del Mueble de Valencia y el de Diseñador del Año 2008 en Design Miami. Para los dos hermanos recibir un premio es tener una responsabilidad de calidad, de búsqueda y de investigación más profunda. En 1997, por ejemplo, expusieron en el MOMA de Nueva York -que fue su primera exposición fuera de Brasil- y gracias a estas invitaciones realizan propuestas más abiertas no enfocadas al consumo que son un estímulo para nuevas ideas. Para ellos las ferias y las exposiciones son oportunidades para crear nuevos conceptos.

Humberto y Fernando declaran que para ellos el diseño es un trabajo vibrante, sencillo y humano porque los objetos son ante todo portadores de emociones. Aunque Humberto estudió derecho y Fernando arquitectura, al final les unió la misma pasión por los objetos. Partiendo del sinfín de realidades sociales y culturales de su país, Brasil, los hermanos Campana hacen un trabajo de autor : objetos llenos de lirismo y conciencia ecológica, que van evolucionando siguiendo la vida de sus usuarios.

Para Humberto : “Un mueble hoy va más allá de una función y de una forma, trae emociones, cuenta una historia: la de un país. El diseño es el retrato de una cultura. Los muebles son como personajes que colocamos en la vida de la gente. Los muebles son elementos que viven y conviven con las personas. Es importante crear ese diálogo entre el usuario y el mueble”.

Su trabajo tiene mucho de construcción a través de la fragmentación. “Todos los elementos de nuestro diseño son fragmentos que se unen creando un todo“. Los hermanos Campana tienen su estudio en Brasil, donde pueden crear sin ningún límite. “Por eso es bueno vivir allí : disponemos de un espacio y de una gran libertad conceptual. Obviamente hay que pagar facturas, salarios etc. Pero Brasil nos da libertad de pensamiento y la posibilidad de crear las cosas con un volumen mayor y con una mano de obra que no es cara. Decimos que nuestro estudio es un laboratorio de investigación, una pequeña escuela de artesanía, de discusión sobre lo que es el diseño hoy“.

Para Fernando además : “Existen técnicas artesanales antiguas que están muriendo. Tenemos que recuperarlas porque eso también es ecología, recuperar sociedades más débiles, comunidades frágiles como las que tenemos en Brasil”.

Humberto : “Hay que crear un high tech hand made (alta tecnología hecha a mano). Es una frase de Massimo Morozzi, director de Edra, que nos gusta mucho”.

Para ellos la separación entre diseño y arte ya no tiene sentido en el siglo XXI. A ellos les preocupa mucho más la investigación sobre materiales, por eso tratan de que la basura vuelva a ser bonita, procesándola de nuevo, mezclándola con otros materiales. Reaprovechar cosas ya existentes desde una nueva estética, con una segunda vida.

Su diseño se ha definido como feliz, naïf, ingenuo, colorido, poético e irónico.
Fernando dice : “En nuestro trabajo está la fealdad de Sao Paulo, la belleza de Río de Janeiro y la exhuberancia del Amazonas. En realidad, lo que hacemos es acercarnos a las subculturas dentro de nuestra cultura”.

Brasil es la fuente de inspiración de los hermanos Campana. Los dos tejen un entramado de referencias que van desde la cultura del reciclaje a la historia natural del Amazonas. Además de las emociones que les inspiran ciudades como Sao Paulo o Río de Janeiro, todo lo que nace en Brasil es susceptible de ser utilizado en sus diseños.

Hermanos Campana (pág. web).

Hermanos Campana : Humberto y Fernando Campana. Armchair of Thousand Eyes FENDI (2015).

Hermanos Campana : Humberto y Fernando Campana. Armchair of “Thousand Eyes” FENDI (2015).

Fuente : Room Diseño.

Compartir: