Frank Gehry

Frank Gehry

Frank Gehry. Arquitecto y diseñador.

Frank Gehry (1929, Toronto, Canadá) es un arquitecto canadiense asentado en Estados Unidos, ganador del Premio Pritzker, y reconocido por las innovadoras y peculiares formas de los edificios que diseña.

Su familia era de origen judío-polaco. Su abuelo tenía una ferretería y desde muy pequeño construía ciudades imaginarias con los materiales que encontraba en el negocio familiar. Este interés por los materiales de construcción poco convencionales caracterizará la obra arquitectónica de Frank Gehry.

Nació con el nombre de Frank Owen Goldberg, y en 1947 se trasladó con sus padres a la ciudad de Los Ángeles (Estados Unidos).

En 1949 realiza diferentes trabajos eventuales mientras asiste a la Universidad del Sur de California (USC), graduándose en arquitectura en 1954 (año en el cual también se cambió el apellido por miedo a que el antisemitismo le perjudicara en su profesión, y por presiones de su ex-mujer), obteniendo más tarde la nacionalidad estadounidense.

Una vez graduado comenzó a trabajar en el estudio de Victor Gruen y asociados en Los Ángeles.

Tuvo que ausentarse durante un año para hacer el servicio militar y, a su regreso en 1956, se trasladó a Massachusetts con su esposa (Anita Snyder, con la que tuvo dos hijas) al ser admitido, para estudiar urbanismo, en la Escuela de Diseño de la Universidad Harvard, (en 1975 se casaría, después de divorciarse de su primera mujer, con Berta Gehry Isabel Aguilera, con la que tuvo dos hijos más).

A su regreso a Los Ángeles se incorporó nuevamente al despacho de Gruen, y empezó a hacerse un nombre por sí mismo con el lanzamiento de su Easy Edges, una línea de muebles de cartón, sobre todo asientos, que estaban elaborados a partir de capas de cartón corrugado.

En 1961 Gehry se trasladó con su familia a París, donde trabajó en el estudio de André Rémonder. La educación francófona que había recibido en Canadá le fue de gran ayuda para desenvolverse en París.

En Francia permaneció un año, durante el cual estudió las obras de Le Corbusier y otros arquitectos franceses y europeos, así como las numerosas iglesias románicas del país.

Cuando regresó a Los Ángeles, Gehry abrió su propio despacho de arquitectura. En los años siguientes fue desarrollando su estilo arquitectónico personal y ganando reconocimiento nacional e internacional.

Para acercarse cada vez más a su ideal de la arquitectura como escultura, se interesó principalmente por la construcción en lugar de priorizar el diseño de muebles.

Frank Gehry remodeló su casa familiar en Santa Mónica con el dinero obtenido de sus muebles Easy Edges. Su diseño de vanguardia llamó la atención del mundo de la arquitectura y supuso el re-lanzamiento de su carrera.

En la década de 1980 comenzó a diseñar casas en el sur de California, y cuando Gehry alcanzó el estatus de celebridad o arquitecto estrella su obra creció a una mayor escala.

Sus edificios de gran tamaño, como el Walt Disney Concert Hall en el centro de Los Ángeles; la Casa Danzante de Praga, o el Museo Guggenheim de Bilbao, se han convertido en atracciones turísticas por derecho propio.

En 2011, Gehry regresó a sus raíces como diseñador residencial al presentar su primer rascacielos, 8 Spruce Street en la ciudad de Nueva York, y la torre Opus Hong Kong en China.

En los últimos años, Gehry ha ejercido como profesor de arquitectura en la Universidad de Columbia; en la Universidad de Yale, y en la Universidad del Sur de California. También ha desempeñado el cargo de miembro del Consejo de la Facultad de Arquitectura de la USC.

En reconocimiento a su labor, Frank Gehry ha recibido numerosos y prestigiosos premios y distinciones, como el prestigioso Premio Pritzker a un arquitecto vivo en 1989; la Medalla de Oro del AIA, American Institute of Architects (AEB) en 1999, y el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2014.

En 2005 el director Sydney Pollack dirigió un documental sobre la obra y el trabajo de Frank Gehry titulado “Sketches of Frank Gehry” (Apuntes de Frank Gehry).

Normalmente su estilo de hacer arquitectura se denomina deconstructivista. En un mismo edificio incorpora varias formas geométricas simples que crean una corriente visual entre ellas.

Una buena parte del diseño de sus obras se encuentra en el juego de volúmenes y en los materiales empleados en las fachadas para el que elige materiales inusuales, como el metal corrugado, lo que produce una estética sin terminar, o cruda.

Esta estética ha hecho a Frank Gehry uno de los diseñadores más característicos y fácilmente reconocibles, pero que también genera críticas que lo acusan de falta de reflexión conceptual y, con frecuencia, de no hacer el mejor uso del valioso espacio urbano.

Algunos hasta lo consideran, desde hace más de una década, como el peor arquitecto vivo del mundo.

Gehry Partners, LLP (pág. web).

Arquitecto y diseñador Frank Gehry.

Frank Gehry y sofá de la línea de muebles de cartón “Easy Edges” (años 60/70).

Compartir: