Finn Juhl

Finn Juhl

Finn Juhl. Diseñador de mobiliario y de interiores.

Finn Juhl (1912, Frederiksberg – 1989, Ordrup, Dinamarca) fue un arquitecto danés, diseñador industrial y de interiores que sobre todo fue conocido por su diseño de muebles.

En los años 40 Juhl fue una de las figuras fundamentales en lo que se conoce como “diseño escandinavo” y también fue el diseñador que introdujo el diseño danés moderno en Estados Unidos.

Su padre, de personalidad autoritaria, fue un mayorista que representaba a varios fabricantes textiles ingleses, escoceses y suizos en Dinamarca, y a su madre no la conoció ya que murió poco después de haber dado a luz.

Su padre desaprobaba las aspiraciones de Finn de ser historiador del arte y le convenció para que fuera arquitecto. Fue admitido en la Escuela de Arquitectura en la Real Academia Danesa de Bellas Artes, donde de 1930 a 1934 estudió bajo la supervisión de Kay Fisker, un arquitecto y conferencista destacado en ese momento.

Después de graduarse, Juhl trabajó durante diez años en la firma de arquitectura de Vilhelm Lauritzen, donde también había sido aprendiz de estudiante.

En estrecha colaboración con Viggo Boesen, el más cercano de Lauritzen, Juhl fue responsable de gran parte del diseño interior de la emisora nacional Danmarks Radio, Radio Building, una de las tareas más destacadas de esa firma durante esos años.

En 1945 salió de la empresa de Vilhelm Lauritzen y estableció su propia oficina de diseño en Copenhague, especializada en diseño de muebles y de interiores.

Sin embargo, su trabajo en el diseño de muebles comenzó antes que eso. Juhl hizo su debut en 1937 cuando comenzó una colaboración con el ebanista Niels Vodder, que se alargaría hasta 1959.

Sus primeras sillas se produjeron originalmente en pequeñas cantidades, ochenta como máximo, porque el Gabinete de fabricantes donde se exhibían enfatizaban el trabajo del artesano sobre la floreciente industria de producción en masa. Sin embargo, fueron casi todas reeditadas más adelante a lo largo de su carrera.

Las exposiciones de este gremio de fabricantes fueron un lugar importante para los jóvenes diseñadores que buscaban renovar el diseño danés, dando la espalda a los estilos tradicionalistas, pesados y con adornos.

El primer trabajo de Juhl, su silla “Pelican” (diseñada en 1939 y producida por primera vez en 1940) fue muy criticada y fue descrita como una “morsa cansada“. A pesar de la crítica inicial, el trabajo de Juhl comenzó a influir durante la década de los años 40 en el estilo de los hogares extranjeros.

En Dinamarca, sin embargo, su popularidad no alcanzó a la de sus compañeros, Børge Mogensen y Hans Wegner , que fueron menos radicales en sus diseños. El trabajo de Finn Juhl también incluyó el diseño de interiores y de exposiciones.

En 1951 participó en la exposición Good Design en Chicago y declaró que “Uno no puede crear la felicidad con los objetos hermosos, pero puede arruinar bastante la felicidad con los malos“.  El trabajo que hizo, 24 piezas incluyendo sillas, mesas, unidades de almacenamiento, aparadores y escritorios, representó su primer éxito de producción en masa, pero con los estándares tradicionalmente de calidad de la artesanía.

Juhl fue profesor en la Escuela de Diseño Interior de Copenhague de 1945 a 1955 y en 1965 fue profesor invitado en el Instituto de Diseño.

En los años 50, en la Triennale de Milán, ganó un total de cinco medallas de oro, lo que no hacía otra cosa que acrecentar su reputación internacional; durante esta década él continuó diseñando sobre todo para el mercado de masas.

Juhl también diseñó refrigeradores para General Electric, cristalería, cerámica, una línea de muebles para la Baker Furniture Company en Michigan, y fue diseñador de interiores para la Cámara del Consejo de Administración Fiduciaria de las Naciones Unidas en Nueva York.

Las décadas de los años 60 y 70 supusieron un desinterés por sus diseños, pero en los años 80 y 90 ese interés resurgió de nuevo. En 2010 uno de sus sofás, producido por la marca danesa OneCollection, ganó un premio de diseño en la categoría de diseño de re-edición.

Le influyó mucho durante toda su carrera la obra del escultor abstracto Jean Arp, una influencia que se ve ya en su silla Pelican, y también el arte tribal. Juhl dio un toque suave a las líneas de las sillas modernas de madera, favoreciendo las formas orgánicas y llevando muchas veces la madera hasta los límites de lo que era posible.

Usaba generalmente madera de teca y otras maderas oscuras, a diferencia de muchos de los otros defensores del movimiento moderno danés que usaban a menudo el roble en sus diseños; y uno de sus sellos característicos fue el respaldo y el asiento flotante (que parecen flotar sobre sus soportes).

En 1942 Juhl diseñó su propia casa, hoy conocida simplemente como Casa de Finn Juhl, que construyó con el dinero heredado de su padre, y que con los años fue cada vez más amueblada con creaciones suyas. Poco después de la muerte de Juhl se convirtió en un museo histórico, funcionando hoy como parte del museo de arte de Ordrupgaard.

Finn Juhl (pág. web).

Designer Finn Juhl.

Finn Juhl.

Compartir: