Eero Saarinen

Eero Saarinen

Eero Saarinen. Arquitecto y Diseñador de mobiliario.

Eero Saarinen (1910, Kirkkonummi, Finlandia – 1961, Michigan, Estados Unidos) nació en Finlandia pero sus padres emigraron a los Estados Unidos cuando él tenía 13 años.

Su padre Eliel Saarinen fue un reconocido arquitecto que además dio clases y fue decano de la Academia de Arte de Cranbrook.

Allí el joven Eero tomó los primeros cursos de escultura y diseño de muebles y se hizo amigo de algunos de sus compañeros de clase como Charles y Ray Eames, y Florence Knoll.

En septiembre de 1929 Saarinen comenzó sus estudios de escultura en la Academia de la Grande Chaumière en París (Francia) y después siguió con la carrera de arquitectura en Yale, finalizándola en 1934.

Posteriormente, gracias a una beca recorrió Europa y el norte de África durante un año, y después regresó durante otro año a su Finlandia natal.

A su regreso a los Estados Unidos empezó a trabajar con su padre y a dar clases de arquitectura en la Academia de Arte Cranbrook, y en 1937 comenzó a diseñar muebles.

En 1940, mientras aún trabajaba para su padre, recibió el reconocimiento de la crítica y un primer premio por una silla diseñada junto con Charles Eames para el concurso “Diseño orgánico en el hogar“.

La silla Tulip, como todas las demás sillas Saarinen, terminaron convirtiéndose en clásicos del diseño y fueron producidas por la compañía de muebles Knoll , fundada por Hans Knoll , quien se casó con Florence, la amiga de la familia Saarinen.

En 1957 Saarinen estuvo en el jurado para la comisión de la Ópera de Sydney y su presencia fue crucial en la selección del diseño de Jørn Utzon.

Un primer jurado que no incluyó a Saarinen había descartado el diseño de Utzon en la primera ronda; Saarinen revisó los diseños descartados y reconoció la maestría y genialidad en el diseño de Utzon, y en última instancia aseguró su elección.

Después de la muerte de su padre, en julio de 1950, fundó su propia oficina de arquitectura, Eero Saarinen and Associates, donde llevó a cabo muchas de sus obras más importantes.

Al poco tiempo Eero Saarinen se hizo famoso por sus diseños de líneas curvadas, especialmente en las cubiertas de sus edificios, con las que conseguía imprimirles una gran ligereza y sentido aerodinámico. Uno de sus edificios más representativos y conocidos popularmente es la terminal de la TWA en el Aeropuerto JFK de Nueva York.

Saarinen es hoy en día considerado uno de los maestros de la arquitectura americana del siglo XX.

La gran popularidad de la que gozan en la actualidad tanto sus diseños en arquitectura como sus diseños de mobiliario puede deberse a que encaja con las tendencias actuales sobre el eclecticismo y el pluralismo de estilos.

Fue duramente criticado en su propio tiempo, sobre todo por Vincent Scully de Yale, por su heterodoxia y por no tener un estilo identificable.

Esta falta de estilo puede ser debida a que Saarinen adaptaba su visión neofuturista a cada cliente y a cada proyecto individual.

Y aunque al principio de su carrera sus estructuras eran rectilíneas en acero y cristal -siguiendo el International Style– terminó evolucionando hacia las formas de construcción en hormigón más libres y orgánicas, que habían iniciado Pier Luigi Nervi, Le Corbusier y otros arquitectos de principios del siglo XX.

Knoll (pág. web).

Arquitecto Eero Saarinen.

Eero Saarinen con la maqueta del Arco “Gateway” (San Luis, Missouri) y sillas “Útero, Modelo Nº 70”, diseñada en 1947.

Compartir: