Eero Aarnio

Eero Aarnio

Eero Aarnio. Diseñador de interiores y de mobiliario.

Eero Aarnio (1932, Helsinki, Finlandia) es una leyenda y un icono del diseño finlandés, conocido por su mobiliario innovador durante la década de los años 60, que sigue en activo sin dar muestras de agotamiento.

En esos años Eero Aarnio fue un pionero de los muebles de plástico y fibra de vidrio con una clara tendencia lúdica, y está detrás -para algunas marcas como Magis; Asko, y Adelta– de algunos de los diseños más reconocibles del mundo.

Entre 1954 y 1957 Eero Aarnio estudió arte en la Universidad de Arte y Diseño de Helsinki (actual Universidad Aalto).

En 1962 abrió su propio Estudio en Helsinki, y desde entonces pasó a actuar como diseñador de interiores y de mobiliario.

En los años 1960 comenzó a experimentar con plásticos (explorando las posibilidades formales de los materiales), colores vivos y formas orgánicas que reflejaban la cultura pop y el espíritu de su tiempo, rompiendo con las convenciones tradicionales de diseño.

En 1962 creó los asientos “Mushroom” de fiberglass. Los muebles más conocidos dentro de esta línea de asientos son la “Ball” chair (1963) y la silla “Bubble” chair (1968).

El silla “Burbuja” es una esfera transparente con un asiento en su interior diseñada para ser colgada del techo, y la silla “Bola” es una esfera blanca con un interior rojo, apoyada en el suelo.

Ball” chair -el diseño más icónico y conocido de Aarnio- fue rabiosamente moderna para su tiempo, y los aficionados al cine podrán reconocerla en películas como “Dazed and Confused” (1993), “Mars Attack!” (1996) o “Men in Black” (1997).

La idea de la “Ball” chair, según cuenta Eero Aarnio de una manera un tanto estrambótica (hay otras versiones, que lo único que demuestran es su proclividad para la narración), le llegó cuando apenas tenía un año de edad. “Vivíamos en un edificio de apartamentos en Helsinki y mi madre me puso en el balcón en una cesta de mimbre redonda para dormir. Miré hacia arriba y vi el círculo, el cielo azul enmarcado por la cesta. Ahí es cuando decidí que cuando creciera diseñaría la silla Ball“.

El esbozo de la primera versión de la “Ball” chair no aparecería hasta 1963, y Aarnio inicialmente se mostró reacio a mostrarlo porque “no creí que las compañías de muebles lo entenderían, así que decidí hacer yo el primer prototipo“.

En ese momento, el cuñado de Eero Aarnio trabajaba en una escuela de Salo, una ciudad a 100 kilómetros al noroeste de Helsinki.

Aarnio hizo la peregrinación al taller de la escuela durante varios fines de semana produciendo el primer prototipo de la silla “Bola“. Después, una visita providencial de dos jóvenes gerentes de producto de la empresa Asko dio lugar a que la silla fuera puesta en producción.

La silla, que era una propuesta radical en estética y en el uso del material -que anunciaba un nuevo capítulo del diseño de muebles- debutó en la Feria Internacional del Mueble de Colonia de 1966.

La silla “Bola” fue un shock instantáneo, e inevitablemente generó una oleada de imitaciones que afortunadamente hoy, la autorización reciente de la licencia Eero Aarnio Originals, puede combatir. Tanto la silla “Pastil” (1967), como la “Bubble” (1968) provienen de la “Ball” chair.

El diseñador dice que cree que la silla “juega un papel importante en el diseño de mobiliario y es el mueble más difícil y desafiante de diseñar“.

Entre sus obras también se incluyen las sillas “Tomate“, “Focus“, “Rocking“, “Cognac XO” y “Rosinante“.

Pero Eero tiene una pieza favorita, una pieza que en un principio se trataba de crear una versión transparente de la silla “Bola” para permitir que en el espacio perdido del interior de la silla entrara más luz.

La pieza más interesante para mí es la silla Burbuja, que se hace como una burbuja de jabón. Se proyecta aire a una hoja de acrílico caliente, por lo que no hay necesidad de un molde y la forma siempre sale igual, siguiendo las leyes de la naturaleza, como una burbuja de jabón“, explica Eero Aarnio.

La iluminación, al igual que los muebles para niños -que están entre sus diseños más populares- forma también gran parte de su catálogo; desde la memorable lámpara “Ghost” hasta las luces “Pinja“, “Swan” y “Flamingo“.

Sus productos atraen a una amplia gama de compradores. “Creo que puede haber un buen diseño en todos los rangos de precios. El dinero no es un requisito previo para el buen gusto“, dice.

Eero Aarnio nunca se ha alejado de sus raíces y hoy en día vive y trabaja en Veikkola, con su esposa Pirkko Attila (1956), a corta distancia de la capital finlandesa.

La casa junto al lago -en la que viven y que fue diseñada por Aarnio en 1989- es un mini museo en sí mismo, que alberga un tesoro de sus productos, maquetas, prototipos y artefactos personales, con un jardín que se ha transformado en una especie de galería al aire libre.

Su Estudio es un caos organizado y un ejemplo de vacío tecnológico (Eero Aarnio todavía dibuja todo a mano y no tiene ordenador), y a pesar de su naturaleza cálida y abierta, Eero siempre ha trabajado solo. “Soy el maestro de mi diseño” reconoce.

Un diseñador siempre debe ser un artista, pero un artista no tiene porqué ser un diseñador“.

El mundo del diseño ha cambiado radicalmente durante las últimas seis décadas, pasando entre las tendencias, las formas, los estilos y los materiales.

Sin embargo, el maravilloso mobiliario de Eero Aarnio perdura. “No importa si el producto es tradicional o moderno. Si un objeto es funcional, está bien hecho y es hermoso, conservará su valor a través de muchas generaciones y puede ser considerado sostenible“, reflexiona Aarnio.

Sus obras están representadas en museos de todo el mundo, desde MoMA en Nueva York, hasta el Museo de la Bauhaus en Sydney y el Vitra Design Museum en Weil am Rhein.

Sus alegres y juguetones diseños le han hecho ganar una plétora de premios, entre ellos, en 1968 recibió el International Design Award of the A.I.D. (American Institute of Interior Designers) por su “Pastil” chair en fibra de vidrio.

Eero Aarnio fue nombrado Honorary member of SIO (Finnish Association of Interior Designers) en 1999. Recibió el Premio Finlandia 2005, concedido por el Ministerio de Educación de Finlandia; el Premio Interior a la Innovación, Colonia 2006, Alemania.

El Premio ADI Compasso d’Oro 2008 por la silla “Trioli“, Italia; Premio Red Dot Design 2010 por “Kubo” bright light, Alemania; la Medalla Pro Finlandia 2010; un Wallpaper Design Award en 2011, por su lámpara de terapia “Kubo” bright light, y el Premio Red Dot Design 2012, por la lámpara “Ghost“, Alemania.

En el verano de 2016 fue objeto de una importante retrospectiva en el Design Museum de Helsinki. Después esta retrospectiva viajó al Vandalorum Museum de Värnamo (Suecia) abierta hasta el 8 de octubre de 2017.

El año 2017 es el centenario de la independencia de Finlandia, y el movimiento moderno finlandés disfruta de un renacimiento. Al igual que sus homólogos –Ilmari TapiovaaraAlvar Aalto, y Eero Saarinen– Eero Aarnio está viendo un interés renovado por su trabajo.

Eero Aarnio (pág. web).

Fuente : Wallpaper

Designer Eero Aarnio.

Eero Aarnio con “Dino” (2009) de su Children´s Collection, y su “Egg” chair (años 60).

Compartir: