Decoración de dormitorios. Tenemos espacio de sobra y no sabemos como llenarlo

Decoración de dormitorios. Tenemos espacio de sobra y no sabemos como llenarlo

La decoración de dormitorios espaciosos es un lujo que hay que saber utilizar.

Tanto si el espacio que tenemos en nuestras casas es reducido como si sobran metros siempre hay que dejar esta tarea a un profesional del diseño, la decoración y el interiorismo para sacarle el máximo partido.

Pero en la decoración de dormitorios ¿cuándo nos sobra el espacio? ¿acaso es algo que ocurre habitualmente a la mayoría de las personas? ¿la mayoría tenemos casas que tienen metros cuadrados de sobra como si los regalaran?.

Pues aunque la abundancia de espacio no sea lo más frecuente, y en contra de la fantasía recurrente de muchos/as de poseer un casoplón, tampoco a lo mejor es lo más deseable desde una perspectiva realista.

Mucha veces es más fácil conseguir un resultado satisfactorio en un espacio reducido, seguramente mucho más agradecido y donde además se necesita menos presupuesto, que lo mismo en uno grande.

En la decoración de dormitorios, salones o incluso cocinas, cuando son espacios grandes y nos sobran metros es fácil que queden desangelados y fríos; impersonales y poco habitables si no hay detrás un buen asesoramiento.

Decoración de dormitorios grandes y con mucho espacio para utilizar

El efecto espacioso es muy atractivo y desde hace ya unos cuantos años lo que mucha gente está buscando como imagen para su hogar.

Vemos revistas de decoración donde los espacios son abiertos y los muebles se disponen como en un escaparate y nos resulta muy atrayente.

Pero estos espacios grandes tienen algunas premisas que hay que tener en cuenta si queremos que el resultado final sea de nuestro total agrado y satisfacción.

¿Cuántos casas o chalets, de primera o segunda residencia, tienen habitaciones infrautilizadas o directamente vacías por no saber que piezas son las adecuadas o por no acertar con la combinación correcta?.

Muchas veces no se sabe que hacer para que esa habitación resulte agradable y acogedora.

En este proyecto concreto, la decoración de dormitorios grandes y espaciosos, nunca puede ser un problema el exceso de espacio porque es un regalo para conseguir sacar el mejor resultado.

Una apariencia abierta no nos puede asustar porque con motivación y talento se pueden conseguir resultados impactantes que nos satisfarán plenamente.

Es muy importante la iluminación y los colores que empleemos, así como los objetos y muebles que vamos a colocar porque todo tiene que tener sentido y mantener un diálogo.

Tampoco tiene mucha lógica ponerse a acumular cosas para llenar habitaciones porque detrás tiene que existir un andamiaje que sostenga el mensaje que queremos transmitir.

Un mensaje que inevitablemente mandamos a los demás y que tiene que ser coherente con nuestra personalidad y estilo de vida.

Decoración de dormitorios para seducir en y con todos los sentidos

Partimos de una cama de grandes dimensiones de líneas minimalistas y depuradas.

Es muy importante que la ropa de cama esté acorde con esta estética minimal y siempre es mejor ropa lisa o con un estampado discreto casi imperceptible.

Otra opción es irse al otro extremo y que sea muy llamativa y con colores impactantes que invadan la habitación y definan su personalidad desde el primer momento.

Lencería manufacturada con tejidos de calidad que nos arropen también con la vista porque las texturas no sólo nos seducen con el tacto sino también con los ojos.

Ya que tenemos habitación de sobra colocamos los muebles con espacio entre ellos para que respiren porque hemos optado por muebles y obras de carácter marcado y rotundo que necesitan no estorbarse.

Reutilizar una mesita que tenemos antigua o desde hace tiempo como mesita de noche (Hooker Furniture) con muebles pertenecientes al Movimiento Moderno como el aparador ESU1 Shelf de los Eames es posible siempre que no estén juntos.

Con esto conseguimos por un lado dejar plasmada nuestra personalidad a través de muebles que ya teníamos y que son importantes emocionalmente para nosotros.

Y también a la vez crear diferentes ambientes que conviven armoniosamente en una misma habitación.

Con la idea de que los contrastes pueden resultar especialmente atractivos hemos combinado el aparador del año 1949 de Ray y Charles Eames con una pieza de neón del artista emergente Navid Nuur.

Ambas piezas en una zona donde el tono oscuro y metálico de la pared y la luz tenue de esa parte del dormitorio incita al misterio.

Se pueden combinar sin ningún complejo piezas contundentes e imponentes –por belleza, tamaño y por cotización- como la escultura del artista de Reino Unido Thomas Houseago.

Con otras piezas de tiendas de decoración con precios democráticos como el taburete para los pies de la cama de Zara Home.

En las paredes colocamos una fotografía de una serie de retratos étnicos y de ambientación exótica del fotógrafo mallorquín Toni Catany cuya contemplación nos facilita la introspección y nos guía a una verdad interior intimista y esencial.

Al lado, como contraste, uno de los dibujos geométricos y crípticos, llenos de meta-perspectivas, de la artista Katja Mater.

En la misma pared, como respaldo de la cama y siguiendo con las contraposiciones, un óleo de generosas dimensiones y de apabullantes trazos y colores de la pintora norteamericana del siglo pasado Joan Mitchell.

La alfombra de forma escalonada e irregular con bandas de colores fríos, diseñada por los hermanos Bouroullec para Nani Marquina, tiene una geometría que también enlaza con lo étnico y lo tribal.

Todos estos elementos combinados dan una calidez lujosa y una variedad formal a una habitación muy amplia que hemos llenado dando el espacio y la importancia a cada pieza.

Al fin y al cabo nunca debemos olvidar que los dormitorios son lugares principales en una casa pero también son sobre todo lugares para el descanso y el sueño reparador.

Alfombra "Lattice" de los hermanos Bouroullec para Nani Marquina
Mobile "Chandelier número 6" de Michael Anastassiades
Aparador "ESU 1 Shelf" de Charles y Ray Eames
Retrato de Joan Mitchell en su Estudio
Silla "Bob Garden Club" de Hella Jongerius para Kettal

RONAN & ERWAN BOUROULLEC
bouroullec.com
”Lattice Rug” (2016)
para NANI MARQUINA
nanimarquina.com

MICHAEL ANASTASIADES
“Mobile Chandelier nº 6” (2015)
michaelanastassiades.com

HOOKER FURNITURE
Coffee Table
www.hookerfurniture.com

CHARLES & RAY EAMES
www.eamesoffice.com
”Aparador ESU1 Shelf” (1949)
VITRA (1996) www.vitra.com

ZARA HOME
Taburete en madera y piel
www.zarahome.com

HELLA JONGERIUS
jongeriuslab.com
”Bob Garden Club Chair” (2010) para
KETTAL www.kettal.com

NAVID NUUR
www.navidnuur.nl
Plan B Limited (Berlín) plan-b.ro
Martin van Zomeren (Amsterdam)
www.gmvz.com

THOMAS HOUSEAGO
houseago.stormking.org
Saatchi Gallery (Londres) www.saatchigallery.com
Hauser & Wirth
(Londres / Zurich
New York / Los Ángeles) www.hauserwirth.com

KATJA MATER
www.katjamater.com
Museo de Arte Contemporáneo de
Barcelona
(Barcelona) www.macba.cat
Martin van Zomeren (Amsterdam) www.gmvz.com

Compartir:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies